Bueno, continuamos con un poquito de esta temática que hemos visto que es de vuestra preferidas. Hace poco, en nuestro post del concurso para bloggers de moda escribísteis vuestros posts diciéndonos cuáles habían sido vuestras entradas favoritas de esta sección de nuestro blog de moda, y quizás la que parece que más gustó fue ésta en la que hablábamos de SEO básico para blogs de moda. Por ello, hoy continuamos con algo más de este mundo del posicionamiento, para que consigáis hacer posts mejores y que tengan más visitas.

Os aviso que el post de hoy es largo, así que preparad las gafas y la libretita para anotar cosas. Comenzamos:

SEO en blogs de moda

Como os comenté en la entrada que antes he citado, hay dos tipos de SEO. Por un lado el externo, que es todo aquello que podemos hacer “fuera” de nuestra web para mejorar su posicionamiento. Hablamos sobre todo de enlaces desde otras webs y presencia en redes sociales. Pero de este hablaremos en el próximo post (estoy en modo cebo de Sálvame).

Hoy vamos a hablar de SEO interno, es decir, todas aquellas cosas que podemos hacer dentro de nuestro blog para conseguir que posicione mejor, y no sólo que posicione, sino también que la experiencia para el usuario sea más agradable. Tened en cuenta que Google al fin y al cabo lo que quiere es que posicionen mejor los contenidos más interesantes y que más les guste a la gente, por tanto debemos entender el SEO interno como una bonita puesta a punto para tanto nuestros lectores, como Google.

La pregunta del millón que mucha gente me hace es:

¿Es más importante el SEO interno o el SEO externo en blogs de moda?

Los dos son igual de importantes, pero el interno es el primordial, o mejor dicho, el que debería ir primero. Si tuviese que optar por uno de los dos, sería el interno. Voy a ilustrarlo con un ejemplo. Imaginemos que vuestro blog es un concursante de un concurso de modelos, y queréis que gane. Seo interno sería ponerle guapa, peinarle un poco, enseñarle a sonreir, y decirle que por favor no insulte a la gente del jurado. SEO externo sería sobornar a la gente para que la vitoree. ¿Qué es más importante? La pregunta se contesta sola. Primero crea un buen concursante, una buena web, que por sí sola ya dé motivos de ser ganadora, y luego le “ayudas” mediante un poco de influencia externa.

Dicho todo esto, pasamos al tema de hoy:

Bloggers de moda y SEO

SEO interno en blogs de moda.

Voy a hablar de los factores que se consideran más relevantes a la hora de mejorar el SEO interno de un blog de moda. Algunas de estos factores se pueden cambiar, otros no. Debemos tener en cuenta que no siempre tenemos el control absoluto de nuestro blog de moda. Por ejemplo, si tenemos un blog en “Blogger“, no podremos cambiar de servidor o cosas por el estilo, ya que no somos dueños del alojamiento en el que está. Pero sí podemos por ejemplo cambiar el dominio o mejorar la velocidad. Vamos con ello:

El Dominio

Uno de los factores más relevantes en cuanto al SEO. El dominio debe ser .com, .org, o .net, por ese orden de preferencia, siendo el .com el mejor a la hora de posicionar. Sé que habréis oido a gente que os dirá “el .es es mejor para España“. Esto es medio cierto, es decir, hay quien dice que posiciona mejor en España el .com y quien dice que posiciona mejor el .es. Pero lo cierto es que donde no hay dudas es que el .es no posiciona fuera de España. Y debéis tener en mente que como bloggers hispanohablantes vuestro público no sólo está en España, sino también en Latinoamérica. Y un .es no te va a traer público de México, por ejemplo.

Si podéis tener palabras clave en el dominio, mejor. Por ejemplo “moda”, o si tenéis un blog de zapatos “zapatos”, etc. Jamás uséis guiones bajos, eso es hacerse un Froilán, y evitad también a ser posible los guiones normales. Cuanto más corto sea, mejor también.

Si tenéis un blog en “Blogger“, (el típico blogspot.com.es) podéis cambiar el dominio por el que queráis. Os explico cómo en este post. Es BÁSICO que lo hagáis, se gana mucho, tanto en SEO como en imagen, y no cuesta “ná”, ratas.

La velocidad de carga del blog

A Google le gustan las páginas rápidas, igual que a todos nosotros. ¿Acaso no es molesta cuando entráis en una página y tarda un montón en cargarse? Pues eso. Hay plugins en WordPress que ayudarán a mejorar la velocidad de carga, además de herramientas para medir la rapidez de una página. Intentad aligerar las imágenes y no saturar con mil banners y cosas vuestro sidebar para que la cosa fluya bien. En otro post hablaremos de herramientas de SEO y veréis cómo mejorar estos aspectos.

Títulos y descripciones

Un clásico básico. Cada página o entrada de un blog debe tener SIEMPRE redactado de manera correctamente tanto el título como la descripción, y contando con que hay unos tamaños límite para ambos. En el caso del título 70 caracteres, y en la descripción unos 156. Yo recomiendo que no pase de un tweet (140 caracteres). Tanto las descripciones como los títulos deben ser únicos para cada una, nada de repetir. Y hay que intentar que aparezcan las palabras clave para las cuales queremos posicionar.

Las etiquetas H1, H2, etc…

Muchos no sabréis qué es esto (a mí me costó un tiempo pillarlo al principio). H1 sirve para definir algo así como el título, lo más importante, de una página o entrada. Por ejemplo, en este post que estás leyendo, sólo hay una etiqueta H1, y está envolviendo al título del mismo: “SEO interno para blogs de moda”, arriba del todo. Sólo debe haber un H1. Luego, hay unos cuantos H2, que sería como los subtítulos, o apartados en los que divido la entrada, y luego también he puesto h3. ¿Cómo se hace esto? Lo normal es que tu plantilla de WordPress, Blogger, o lo que sea que uses, ya le ponga el H1 a los títulos, pero si quieres poner etiquetas H2 o H3 como por ejemplo yo he hecho con los epígrafes de la entrada, entonces tienes que editar el html de la entrada. Al principio de la frase que quieras convertir en H2, debes poner esto: <H2>, y donde acaba la frase, esto: </h2>. Lo mismo con h3, h4, etc (yo rara vez he usado más de h3). De esta manera, en la entrada eso aparecerá más resaltado, como un título, o epígrafe, según la importancia que le des.

Lo bueno es que Google leerá que tú le indicas que una cosa es H1, o H2, e identigica eso como importante. Ahí debes colocar palabras clave, y de esta manera haces que tu entrada tenga, a ojos de Google, más relevancia para estos términos.

Multimedia

Si quieres que una entrada posicione bien, es básico que tenga imágenes, y si puede ser un vídeo también. A Google (y a los lectores) les gusta el contenido multimedia. Una entrada sólo de texto no es tan agradable a la vista como otra que tiene imágenes que apoyan y aligeran el contenido, además de vídeos. Encima, poniendo vídeos ayudas a que los usuarios se queden más rato en tu entrada, y eso también mejora el posicionamiento. Google tiene en cuenta si ve que hay entradas en las que la gente se queda sólo un momento y llega a la conclusión de que no deben ser interesantes si no se quedan.

Como no encuentro un vídeo que trate exactamente de esto que estamos hablando hoy, os dejo un vídeo con una entrevista que me hicieron como blogger de moda, para que no digáis que no aplico lo que digo 😉

El contenido y su extensión

Intentad no escribir posts muy cortos. Al menos 300 palabras es lo recomendable. Cuanto más contenido tenga una entrada, mejor posicionará. Y muy importante: jamás copiéis contenido, frases, o lo que sea, de otro sitio. Si Google detecta frases o párrafos en tu web que ya ha visto en otro sitio anteriormente, te puede considerar plagio, y directamente no posicionar tu entrada, además de penalizarte. Google odia el contenido duplicado, que es como llama a esto, así que mucho cuidado. Ah, y traducir al pie de la letra cuenta como copiar, que Google no es tonto.

El diseño Responsivo

Para los que no sepáis qué es esto, os dejo este post en el que hable del diseño en los blogs de moda. Se trata de que una web debe adaptarse al dispositivo en el cual se ve. Hoy en día llega muchísimo tráfico desde móviles, tablets, etc. Y una web no puede verse igual en un móvil que en una web. Por ejemplo, si estás viendo este post desde el móvil, observarás que no hay sidebar en el lateral, porque es que no cabe. Si estuviese ahí, la letra de la entrada sería pequeñísima, y sería imposible de leer. Por tanto, mi blog se adapta al sitio desde el cual se visualiza, y ofrece una versión de sí mismo optimizada para dicho dispositivo. Esto se llama diseño responsivo, y la explicación me ha quedado fetén.

Las imágenes

Una de las cosas de las que más orgullosa me siento de mi blog de moda es lo bien que posiciona las imágenes. Me llegan muchas visistas desde el buscador de imágenes de Google, y eso se debe a que soy muy meticulosa a la hora de poner las imágenes. El SEO con las imágenes es muy sencillo, son 3 cosas, y no sabéis lo bien que posiciona. Ayuda tanto a aparecer en Google Imágenes como a subir posiciones la entrada en sí.

Si queréis conocer estos 3 truquitos, sólo os pido a cambio una pequeña acción social. Tenéis que darle a compartir a alguno de estos botones y podréis ver qué trucos son.

[share-locker id=”30d” theme=”red” message=”Dale a compartir para ver las 3 claves sobre posicionamiento de imágenes. :)” twitter_text=”Las claves del SEO para blogs de moda. Muy útil!! 😀 #moda #blogs “]

Bien, el SEO en imágenes es sencillo. Os lo ilustro con un ejemplo:

Por ejemplo, tenéis una entrada sobre un bolso animal print y os hacéis fotos con él. Y claro, queréis posicionar para “bolso animal print”, y que cuando alguien busque eso en Google, le salga vuestra entrada, o, si lo hace en Google Imágenes, que le salgan vuestras fotos. Bien. Al hacer las fotos, os encontráis con que el nombre del archivo es DCIM_5466.jpg, por ejemplo. Pues bien, tenéis que saber que Google “lee” en el nombre de los archivos. Por tanto, si queréis que interprete que vuestra foto tiene algo que ver con un bolso animal print, lo mejor es que renombréis dicha foto y la llaméis así: bolso-animal-print.jpg.

¿Y qué pasa si tenéis varias imágenes? Pues añadís una numeración, así: bolso-animal-print-01.jpg, bolso-animal-print-02.jpg, etc. Esto, que parece una tontería, es la clave para posicionar en Google Imágenes.

En segundo lugar, al subir la imagen debéis rellenar siempre el campo “Texto alternativo“, la conocida como “Etiqueta ALT“. Ahí, debéis poner algo parecido al título. Por ejemplo: “Un bolso con animal print“, y lo mismo con el campo “Título“.

Esas son las 3 claves del posicionamiento en imágenes: el nombre del archivo, la etiqueta ALT, y la etiqueta “Título”. Si rellenáis los 3 bien, y las incluís en un post con contenido relacionado, posicionarán muy bien, y ayudarán a que posicione la entrada.

[/share-locker]

Los enlaces internos

A Google le gusta que en una entrada haya enlaces internos que apunten a otras entradas de tu blog. Es una manera de relacionar tu contenido, y darle mayor autoridad tanto a la entrada que estás escribiendo, como a aquella a la que enlaces. Si te fijas, verás que he puesto varios enlaces a otras entradas anteriores del blog dentro de ésta, siempre que tengan relación y cuyo contenido sea complementario.

Negritas, cursivas, subrayados…

Es otra manera de decirle a Google que tu contenido trata sobre algo. Aquello que subrayas, o remarcas poniendo en negrita, Google interpreta que es relevante en el texto, y por tanto lo potenciará. Por tanto, si quiero que esta entrada posicione bien para la búsqueda SEO para blogs de moda, a buen entendedor pocas palabras bastan 😉

SEO en blogs de moda

Bien, creo que no me dejo nada de lo básico en cuanto a SEO interno. El post de hoy es una buena guía para que tratéis de mejorar el posicionamiento y por tanto conseguir más visitas para un blog de moda. Si aplicáis todo lo que os he dicho, os aseguro que veréis la mejoría.

En futuros posts hablaremos de herramientas para el SEO, y así podréis mejorar algunos otros aspectos, comprobar vuestro posicionamiento, etc.

Éste es quizá uno de los posts más completos que he escrito, y me ha llevado su trabajo. Espero que si os ha gustado lo compartáis o me dejéis algún me gusta por aquí abajo. Sabéis que todos son bienvenidos. Y si me dejáis un comentario, entonces ya sí que me hacéis más feliz que una perdiz. ¡Nos leemos! 😉